Todas las entradas de: admin

comer barato despiece ternera

¿Cómo comer barato?

Para comer barato es necesario tener apertura de mente. Si siempre comes filetes a la plancha y pescado al horno, te va a salir muy caro… Entonces, ¿la ley de la oferta y la demanda aplica también a la cocina? ¡Premio! Aplica y con un incentivo, las temporadas. comer barato , coemr barato , comer barato , comer barato , comer barato

Todos tenéis claro cuándo empiezan “las rebajas” de verano y las de invierno en El Corte Inglés. Lo hemos visto anunciar todos los años, varias veces… Pero alguna vez os habéis preguntado, ¿cuándo empiezan las rebajas de la comida? ¿Eso existe? ¿Os limitáis a comprar todo lo que ponen en el súper con el clásico cartelito amarillo de producto en oferta? Si es así, probablemente no compréis lo mejor, si no lo que el negocio en cuestión quiere que compres.

Alguna vez he comentado que no me gustan las listas de la compra. Sí, pueden ser una herramienta útil, para huir de los productos innecesarios al planearlo en casa, sin distracciones. No obstante, si te ciñes exactamente a eso, podrías desperdiciar una gran oportunidad. Yo solo apunto en la lista de la compra productos no comestibles, por ejemplo: jabón, servilletas de papel, escoba, etc. O productos que consumo con relativa frecuencia y sean poco susceptibles de caer en oferta: leche fresca, huevos, arroz, avena…

En cuanto a la comida, generalmente aplican las mismas reglas: si poca gente lo demanda, el precio de la oferta baja, y si mucha gente lo demanda o la oferta es limitada, el precio sube. Obviamente si requiere más mano de obra, será más caro, pero eso no invalida la primera regla. Como lo que más gusta es el solomillo y hay poco, es muy caro. Al igual que el pescado salvaje, que cuesta más pescarlo, que el de piscifactoría. Pero por otro lado aplica otra regla: si es un producto raro tiene poca demanda, pero el riesgo de no venderlo puede subir el precio. Por ejemplo la carne de ciervo, o de jabalí.

Cómelo todo comer barato , comer barato

Es importante ampliar la visión de la cocina a todo animal o planta. Pero más importante aún es aprovechar todas las partes del animal o de la planta. En general comparto la visión de Marcos, de recuperar parte de nuestro pasado más antiguo. Donde no era coherente comerse el solomillo de un antílope y tirar el resto, porque no estaba tan jugoso…A parte de la carga ecológica y moral, que implica descartar por sistema las partes culturalmente menos vistosas, no resulta ni económico ni saludable.

Aquí traigo una lista de comparación de precios de las partes de un mismo animal muy común, la vaca:

comer barato ternera
Cuadro de precios de despiece de ternera

Como veis las vísceras son más baratas que el músculo, y cuanto más magro y tierno sea, más caro. De esta manera lo más caro es el solomillo y lo más barato…los huesos.  En algunas carnicerías hasta los regalan, si compras algo más.

Solo hay una diferencia entre disfrutar comiendo un entrecot y unos sesos. Saber cocinar. Un filete lo tiras a la sartén y lo único que tienes que hacer es no dejarlo como una suela. La asadura, sin embargo, si sólo la echas en la sartén con aceite y sal, no la vas a disfrutar.

Como dije al principio no aplica sólo a la carne. Las verduras también son segregadas y mutiladas sin piedad, a pesar de los múltiples beneficios que pueden ofrecer sus partes menos favorecidas. ¿Alguna vez habéis pensado qué podéis hacer con las hojas que acompañan a los rábanos? ¿Y con la parte más verde de los puerros? Ve más allá, la semana pasada aprendí a aprovechar las raíces de los puerros. Si son largas –más de 3 cm- puedes lavarlas bien, y usarlas como si fueran gulas. ¡Te va a sorprender su textura!

Me voy a despedir con una receta que me sorprendió. Acostumbrado a hacer las vísceras encebolladas, me salí del guion para hacer otro plato bien sencillo.

Riñones con champiñonescomer barato , comer barato

Ingredientes (2pax):

~500g de riñones de cordero (2€)

2 cebollas medianas (0,50€)

200g champiñones (2€)

Aceite y sal

Tomillo y romero

Coñac y cerveza (opcional)

  1. Corta en dos mitades los riñones, o si son grandes en 4 y ponlos en un bol con agua.

  2. Déjalos diez minutos antes de cambiar el agua y déjalos otros diez minutos.

  3. Escúrrelos y ponlos a macerar, en un majao de tomillo, romero y aceite. Si quieres, añade ahora un chorrito, generoso, de coñac y remueve bien. Déjalo reposar tapado.

  4. Corta los champis en cuartos u octavos intentando que queden del mismo tamaño que las mitades o cuartos de los riñones.

  5. Cortar las cebollas en brunoise de 1 o 2 cm.

  6. Una vez llevan los riñones 30 minutos en unte, pon una sartén a fuego fuerte, echa aceite y cuando va calentando, echa los champis baja el fuego y a los 2 minutos echa la cebolla. Ya sabes que puedes elegir si dorarla o no. Remueve, de vez en cuando, para que dore igual por todos lados.

  7. Una vez ha dorado, y empieza a pegarse a la sartén, echa un poco de cerveza y espera a que reduzca.  Si no tienes, o no quieres echar cerveza, puedes echar caldo de huesos, o sino, salta al paso 8.

  8. Cuando ha reducido casi todo, echa solo los riñones escurridos –pero no lavados- y reserva el resto, sal al gusto y sube el fuego para que tuesten un poco.

  9. Cuando van tostando, baja el fuego y echa el contenido del bol y si tiene poco jugo, un poco más de cerveza. Déjalo cocer tapado a fuego lento unos 10 minutos vigilando que no se consuma todo el caldo.

comer barato visceras
riñones con champiñones

Si dejas de lado los prejuicios, disfrutarás de un plato bueno, rico…y ¡barato!, por poco más de 2,50€.

pseudoalimento muffin abuela

¿Qué es un pseudoalimento?

Recientemente, una corriente muy actualizada de nutricionistas, están mejorando mucho la alimentación de la gente a la que llegan. La mayoría sufren de efecto pendular, pero tienen una cosa en común. Todos identifican bien un alimento y un pseudoalimento , pseudoalimento , pseudoalimento , pseudoalimento , pseudoalimento pseudoalimento. Y todos tienen claro que es mucho mejor una dieta basada en productos frescos que en productos procesados.Mi intención es ayudarte a identificarlos, no en internet, sino en el súper. Ahí donde el neuromárketing hace su agosto, accediendo a los lugares más vulnerables de tu mente. Y además, te daré herramientas para poder hacer frente a su tentadora oferta, antes de llegar a caja.

Un alimento, según la RAE está ligado con la nutrición, o sea, que para ser alimento debe nutrir. Nos podríamos quedar con cualquiera de las 3 primeras acepciones, pero en todo caso debe quedar claro que se trata de comida y bebida IMPRESCINDIBLE para la vida. La única bebida imprescindible está claro que es agua. Así que nos centraremos en la que parece que plantea más problemas, la comida.

Un pseudoalimento, por el contrario es todo aquello que tiene forma de comida, huele y sabe a comida, incluso a veces mejor, se puede comer, pero no nutre, o en algunos casos “desnutre”. Y es por esto que cuanto más limites su consumo, más va a mejorar tu nutrición, tu salud… ¡y tu bolsillo!

Grupos de pseudoalimentos pseudoalimento

Es importante no caer en la banalización de que si viene en caja es malo, y si me lo han despachado es bueno. Hay que huir de la dicotomía del bueno y malo, para empezar a pensar en mejor y peor.
Está claro que lo mejor son los alimentos frescos y lo peor los alimentos ultraprocesados, pero hay un amplio abanico entremedias que debemos conocer. La regla general es: si hay mucha variedad sobre un mismo producto, es más probable que sea un pseudoalimento.

Lácteos pseudoalimento

No hay mayor variedad respecto al mismo origen de un producto que los lácteos. Pueden ocupar todo un pasillo de supermercado (a veces dos) y tienen ofertas sugerentes casi todas orientadas a niños.

De este pasillo son alimentos: leche, queso, yogur natural, nata y mantequilla. Dentro de estos los habrá mejores o peores, pero una cosa está clara: si tienes leche, los puedes hacer en casa. El resto son pseudoalimentos: leche desnatada, leche condensada, queso light, actimeles, batidos, yogures de sabores, petisuis, bebidas de leche y fruta, y toda la amplia gama que no quiero relacionar por no aburrir.

Algunos trucos para diferenciarlos:

  • Un yogur es leche y fermentos lácticos, si tiene más ingredientes no es yogur. El yogur griego además tiene nata y al ser considerado un alimento, no lo vuelve malo. Y tiene 4-5g de azúcar por 100g. Si el que coges tiene más, desconfía.
  • El queso es básicamente, evaporar el agua de la leche y utilizar la lactosa para fermentarlo y cuajarlo, para dejar solo la proteína y la grasa. Si ves un queso bajo en grasa, no es queso, es otra cosa.
  • La mantequilla es la nata centrifugada y ya la usaban en la antigua mesopotamia. Por el contrario la margarina… son diversas grasas mezcladas (principalmente de girasol y palma), homogeneizadas, batidas, emulsionadas, menos mal que hidrogenadas ya no.
pseudoalimento alimento procesado
Une lo peor de ambos mundos

Zumos

Esta va a ser mucho más corta. Muchísima variedad, al igual que con los lácteos, es igual a producto muy procesado.
Los tienes con azúcar añadido o sin él, de todos los colores, olores y sabores, en distintos formatos y envases, con pulpa o sin ella. ¿Cómo se diferencian? Muy fácil, no hay uno decente. No los compres. Mejor no vayas por este pasillo.<<Pero hay algunos que conservan la pulpa>>. Prueba a comprar uno y hacer uno en casa. Si no eres capaz de diferenciarlos con los ojos cerrados, tienes un problema.

Embutidos

Sí amigos, lo siento pero los embutidos son pseudoalimentos. Quizá no todos, pero como podéis comprobar, si miráis la estantería refrigerada del súper, hay muchos de un mismo origen…desconfía.
Para todos los amantes del bacon y el jamón ibérico tengo que decir una cosa: es mejor evitarlos, aunque son los mejores que puedes elegir. En esencia el jamón serrano es la pata del cerdo bañada en sal para secarla y así poder conservarla. El procesado no es gran cosa y el conservador es sal común. Si además el cerdo en cuestión ha comido bellotas, incluirá el ácido graso esencial Omega6 que es necesario incluir mediante la dieta. No apto para todos los bolsillos…

El bacon es la panceta ahumada…pero ¡ten cuidado! Dependiendo de la marca puede tener mayor o menor proporción de producto. ¿Cómo? Pues que es muy probable que solo sea panceta entre el 90 y 96%. ¿Y el resto? Pues depende…puede ser azúcar, agua, conservantes, etc. Y este es el principal problema del embutido, y por eso está clasificado como pseudoalimento.

Si quieres comprar embutido, mira la etiqueta. Puedes llevarte un susto cuando leas que un paquete llamado “Delicias de pavo” tiene un 40% de pavo. El resto será una larga lista de agua, conservantes, estabilizantes, gelatina, almidón de patata, etc. Es decir, que estás pagando a precio de pavo, un 60% de agua, gelatina y un sinfín de cosas que no sabes lo que son. Y no solo es tirar el dinero, si además lo compras para comerlo será tirar tu salud.

pseudoalimento ultraprocesado
60% pavo, 40% mierda

Otra desventaja de comprar embutido… ¿has pensado cómo lo vas a comer? ¿En un bocadillo? El pan de hoy en día es otro pseudoalimento y es mejor evitarlo, aunque esto merece capítulo aparte.

Productos de desayuno

Hemos llegado, esta es la categoría que da ingentes beneficios a las empresas de productos procesados, a costa de venderte trigo, remolacha y palma transformados a más no poder. Piénsalo por un momento. En un estofado se ven claramente los pedazos de carne y las patatas. Ahora detengámonos en una caña de chocolate. ¿Reconocerías los ingredientes que tiene?

pseudoalimento bolleria industrial
ingrdientes principales de cualquier bollo

Más allá del grado de procesamiento, peligrosos son los ingredientes con los que está hecho.
El trigo es un cereal muy bajo en nutrientes y alto en calorías, que además lo refinan quitándole la cáscara, para que no aporte saciedad y quieras comer más. Además de gluten, contiene otras sustancias que junto con la desnaturalización que sufre, nuestro organismo no reacciona nada bien frente a ellos.
La grasa refinada (esto no lo dicen) de palma es de las peores grasas que puedes consumir, junto con las hidrogenadas (trans).

Este pasillo también es mucho mejor evitarlo. Cereales, galletas, bollos, croissants, palmeras, conchas, nocilla. No es que no haya nada bueno, es que es todo malo. Sólo hay algo que quizá se puede salvar, aunque a veces ni está en este pasillo. La avena es un cereal, pero a diferencia del trigo no tiene gluten -si tiene es por contaminación cruzada, perjudicial solo para celíacos. Si eres celíaco prueba a comprarla ecológica- ni causa ninguno de los otros problemas intestinales asociados al trigo refinado. Normalmente los copos de avena es el grano, machacado con una plancha. Con cáscara sería integral, o sin ella. Como siempre la avena integral aporta más saciedad, aunque también menor absorción de nutrientes. Puedes variarlas y prepararlas de diferentes formas, según la que más te guste. Por favor, no me refiero a las galletas de avena. No las compres aunque ponga en el envase que son sanas, o digestivas, o algo así. Si no me crees, coge un paquete y lee los ingredientes.

Bolsas de snacks

Bienvenidos al delicioso mundo del glutamato monosódico. Bocabits, doritos, gusanitos, fritos, pelotazos, pringles y un sinfín de bolsas de productos derivados del maíz con un potenciador del sabor (E-621) que nos va a hacer despreciar los alimentos naturales, pasando a desear únicamente más del producto que lleva esta sustancia. ¿Por algún momento os ha recordado esto a algo? Pues eso es precisamente lo que es.
Hay algunos que no llevan esta sustancia y no son tan malos: aspitos y patatas fritas (no todas). Ojo, siguen siendo malas elecciones, pero si tienes que elegir algo de ente toda esta sección o tu hijo se pone muy pesado con que quiere algo de esto, estas son las opciones menos perjudiciales.

pseudoalimento
bolsas de glutamato con forma de alimento

Después entraría en la categoría de alimentos un snack que suele estar en esta sección, medio escondido que son las cortezas de cerdo. Mejor si están fritas en la propia grasa, aunque en aceite de oliva también vale. Y aquí podemos encontrar también aceitunas, y toda clase de encurtidos. Esto serían alimentos con un procesado leve. Además de que sí producen saciedad, los encurtidos tienen un saludable efecto prebiótico.

A veces están en esta sección ya veces en otra. Se trata de los frutos secos. Estos snacks son saludables por sí mismos, y solo tendrás que tener cuidado si quieres reducir las calorías de la dieta. Son altamente calóricos y debido a que les suelen echar mucha sal, pueden causar un desequilibrio sodio/potasio. De ahí que queden muy bien en una ensalada. Yo los prefiero comprar tostados y sin sal.

Dulces

Tenemos ganador. En casi todos los super/hiper mercados se encuentran las chuches justo antes de la caja. ¿Por qué? Porque es donde vamos a esperar mientras nos toca el turno de poner las cosas en la cinta. Y qué hace el demonio cuando no tiene que hacer… ¡alarga la mano y coge dulces! Sin ninguna piedad, los gerentes de los súper saben que los niños (y los no tan niños) no pueden resistir la tentación de estar mirando las chuches y no coger.
Esto lo debes tener bien claro, con las otras categorías había excepciones, con esta no. Los chicles, palotes, regalices, gominolas, flashes, pica-pica son tan malas como parecen y deben salir radicalmente de la dieta. Son venenos tipo droga que excitan tanto los sentidos, que perdemos la sensibilidad que nos permite asociar sabor a nutrición, de los alimentos.

pseudoalimento golosinas
trampas cazaniños

Resumen

Se podría profundizar y afinar mucho más, pero si tienes en cuenta estos grupos, y evitas los pasillos mencionados, habrás conseguido una mejoría en tu dieta del 80%.

Hoy te voy a proponer un reto: la próxima vez que vayas a la compra elige un pasillo por el que no vas a pasar. Así, a partir de ahora, ve tachando los pasillos por los que no pases. En teoría en 6 semanas habrás conseguido esa mejoría del 80%. Además, si consigues estar 6 semanas lejos de las tentaciones, te darás cuenta que has bajado considerablemente de peso y de cintura, sin pasar hambre. Espero que a estas alturas ya sepas por qué.

Aprende a comprar

Una de las cosas que más miedo da, es quedar en evidencia. Por algún motivo que desconozco, a mí no me da vergüenza quedar de ignorante. Nadie nace sabiendo, y en el mercado…pasa lo mismo. ¿Entonces se puede aprender a comprar? O mejor dicho, ¿realmente, necesitamos aprender a comprar? Pues sí, y aquí vas a aprender aprende a comprar, aprende a comprar, aprende a comprar aprende a comprar, aprende a comprar, aprende a comprar aprende a comprar, aprende a comprar, aprende a comprar aprende a comprar, aprende a comprar.

Cuando me emancipé, yo era un completo desastre. Me guiaba por que el dinero me permitía comprar, y por lo que me apetecía. Desde luego, al menos es un criterio, dado que hay mucha gente que ni siquiera tiene uno. Muchos se dejan llevar por lo que el supermercado va colocando cuidadosamente en sus estanterías en función de la oferta y la demanda.

No todos los supermercados son iguales, pero la mayoría sigue una serie de patrones para confundir al precoz consumidor. No son hermanitas de la caridad, y se aprovechan de tu candidez para vender más a más gente. Con esto no quiero decir que los supermercados sean el demonio, simplemente miran por su interés y no por tu nutrición. Hoy día, eso es exclusivamente TU responsabilidad. Y nadie mejor que tú, para tomar las riendas de tu alimentación.

Obviamente no vas a aprender a comprar por leer un post en un blog. Yo tan solo intento despertar “el cazador-recolector” que hay en ti.  Intentaré que evites cometer los errores que yo cometí, contándote mi experiencia.

¿Dónde comprar? aprende a comprar

Lo ideal sería recorrer el barrio pasando por: carnicería, huevería, pescadería, frutería, quesería, etc. ¿En serio debo recorrer todos los establecimientos, para elegir los mejores productos? Sí, si puedes, hazlo, sin duda es la mejor opción. Si aún no has aprendido a comer sano, este tipo de compra, te va a evadir de caer en las típicas tentaciones de los supermercados: galletas, cereales, bollos, envasados, pseudoembutidos y productos ultraprocesados de abrir y comer. Otra cosa es que tengas un trabajo de 9 a 18h y al volver tengas apenas una hora para que los comerciantes cierren las tiendas. En ese caso sigue leyendo.

Mercados de abastos aprende a comprar

aprender a comprar mercado

En las ciudades, donde la gente tiende a confundir más la comida de verdad con la pseudocomida, se crearon hace ya mucho tiempo, con motivo del encarecimiento del suelo urbanístico, los mercados de abastos. Es una solución intermedia que suele funcionar muy bien.

PROS

CONTRAS

En general suele haber varias tiendas de los mismos productos creando competencia y mejorando en general el ratio calidad/precio.

Puede oscilar mucho el precio según los productos, incluso de la misma tienda. No apto para principiantes si tienes que mirar la cartera.

La oferta de pseudocomida está claramente en desventaja y te será muy difícil caer en ella.

Tienen un horario comercial, que si trabajas de cara al público, tenderá a coincidir con el tuyo.

Pequeñas tiendas

aprender a comprar tiendas de barrio

Este es un tema más moral, que buscando el beneficio propio directo. Yo creo más en el modelo de negocio en el que cada uno tiene su tienda y todas compiten en igualdad de condiciones para hacer un mundo más justo, que en el de un hipermercado, donde los números van primero y las relaciones son más impersonales. Si el tendero es honesto y tiene buenos productos, vuelves. Si te intenta engañar, o lo que vende no te gusta, no vuelves.

PROS

CONTRAS

Los comercios llevados por una persona o una familia ofrecen un trato que te puede permitir indagar sobre el origen de sus alimentos, algo que deberías tener en cuenta

Por lo general son más caros que un hipermercado o un mercado de abastos, al recaer sobre ellos directamente el precio del local, la compra más modesta de género, impuestos, etc.

Si muestras ganas de aprender, te puede enseñar a reconocer un buen género

Es necesaria cierta experiencia como para diferenciar una buena oferta, de un “me quiero quitar esto de encima y no sé cómo” disfrazado de oferta por parte del tendero.

Al ser el responsable directo del negocio, puede hacer una oferta en un momento dado, o tener un trato de favor con un cliente habitual

La oferta de pseudoalimentos está casi escondida

La compra se hace rápido.

Hipermercados (Wal Mart, Auchan, Carrefour, Tesco…)aprende a comprar

aprende a comprar hipermercado

Esta es la opción a evitar. Yo no voy casi nunca. Casi todos los productos frescos están ya preparados/precortados presentados en bandejas. A veces puede resultar complicado saber si estamos ante un hipermercado o un supermercado, pero por regla general, si el techo está a más de 4 metros, es un hiper.

PROS

CONTRAS

Tienes absolutamente todo en la misma tienda, incluso el aceite para el coche

Para una compra semanal de comida, puedes tardar el doble que recorriendo tiendas por el barrio

Generalmente todo es más barato, si compras lotes grandes

El recorrido de los alimentos ha tenido muchos más pasos y es más largo

Suelen tener una oferta amplia de productos, incluso entre calidades del mismo producto

Es muy fácil dejarte guiar por las ofertas de pseudocomida, que están diseñadas para venderte productos que no necesitas

Suelen tener aparcamiento gratuito

Suele estar en las afueras, lejos de casa, obligándote a coger el coche

Supermercados (Ahorramas, Lidl, Sainsbury’s…)

aprende a comprar supermercadoEs un sí y no. Un hiper, pero más pequeño. Por lo general no venden ropa, ni productos para el coche, ni electrónica, pero sí puedes encontrar productos de mantenimiento del hogar. Pueden tener aparcamiento gratuito, o por compra mínima y suelen tener despachos de productos frescos. Normalmente, la fruta y verdura es autoservicio y el resto despachado.

PROS

CONTRAS

Si el despacho de verduras y hortalizas es autoservicio, puedes escoger las mejores (si sabes cómo)

Hay una amplia y llamativa oferta de productos ultraprocesados y pseudoalimentos que no necesitas, en la que es fácil caer

Tienes toda la compra del día a día en un único sitio y pagando una única vez

La oferta de frescos varía en función de la oferta y la demanda, no en función de la temporada

Seguramente tengas uno cerca de casa al que puedes ir a pie

Por minimizar pérdidas, no tienen cosas que no se vendan mucho

Suelen tener cierta autonomía para poner cosas de oferta

Suelen comprar la mercancía globalmente, por lo que recorre también un largo camino

Mercadillo aprende a comprar

aprende a comprar mercadillo

Es como un mercado de abastos, pero al aire libre. En general comerciantes que no pueden/quieren pagar el alquiler de un local. Será muy difícil que encuentres carnes o pescados, aunque no hay pseudoalimentos. No hay posibilidad de error. Si acaso encurtidos, o algunos embutidos que no necesitan frío. El servicio suele ser despachado. Suelen hacer ofertas por grandes cantidades.

PROS

CONTRAS

El precio más bajo

La calidad varía muchísimo incluso entre productos del mismo puesto

Sólo se venden verduras, frutas y hortalizas. Así no se puede caer en la tentación de los procesados

Suele haber mucha gente, aunque el despacho es rápido

Si lo pides te dan a probar lo que vas a comprar, y a veces sin pedirlo también

Los comerciantes tratarán de engañarte si no te conocen… y si te conocen también

Normalmente sólo están disponibles 2 o 3 días a la semana

Cada sitio tiene su encanto y sus peligros. Reconocer tus fortalezas e identificar tus kryptonitas puede ser importante para conseguir tu objetivo.

Algunos trucos

Si vas a los super/hiper mercados intenta evitar los pasillos peligro, llenos de cajas de cartón y envasados, y ve directo a la zona de despacho: carnicería, pescadería, frutería… Son muy listos y los productos que no necesitas, los ponen más cercanos a la entrada. Las zonas que más nos interesan, están al final, o cercanas a la pared.

Cuidado con las ofertas, y los mensajes llamativos. Puede que no sean tan buenas ofertas. Detente 5 segundos en preguntarte si realmente merecen la pena.

Lo que realmente nos interesa es elegir la mejor relación calidad/precio. Es decir, puede que una merluza no esté de oferta o no sea muy barata pero si es fresca y buena, quizá merece la pena pagar un poco más. Hay veces que un kilo de cerezas está muy barato, pero si tienes que acabar tirando medio kilo, te salen el doble de caras.

En una sociedad cazadora-recolectora, unas veces se iba a cazar, otras a pescar, otras a recolectar frutas, verduras, raíces o semillas. A veces elegían la mejor opción que podía ser el animal más grande, o el más jugoso. Otras la opción más cómoda, y otras veces sencillamente…la que podían. Pero casi nunca elegían como ahora. Por eso estoy en contra de las listas de la compra. Imaginaros que un grupo de 10 hombres salían con una lista que les habían dado sus mujeres en la que ponía: 1 ciervo, 1 mamut, 2kg de bayas y un racimo de bananas. No tiene sentido.

lista de la compra evolutiva

Tampoco hay que comprar a lo loco, pero sí tener cierta capacidad de adaptación, y saber reconocer el buen género. Si hoy están de oferta los calabacines, pues dejo las lechugas para otro día, y si ves una merluza muy buena al precio de siempre, échala entera al carro, pues igual otro día la ponen más cara o no la traen tan buena.

Cuadro resumen

aprende a comprar

El precio tiene un mayor valor si es más barato y el tiempo empleado tiene mayor valor, cuanto menor sea. Las tentaciones las he puntuado bajo si hay muchas o si es fácil caer en ellas.

¡Comer sano no es caro, es barato!

-Ayer en el súper me acordé de ti, cuando dijiste que tenía que empezar a comer más sano barato, barato, barato, barato .
-¿Ah sí? -le respondí a mi primo Iván.
-¡Sí!, y me he dado cuenta de que es muy caro.  No sé si me compensa.
-Bueno, a ver…¿Por qué dices eso? -le respondí sin saber muy bien, cómo con una sola compra, había llegado a esa conclusión tan tajante.
-Como no me gustan las verduras, intenté hacerlas por mi cuenta disfrazándolas, como me dijiste el otro día.  Por ejemplo, miré la receta de unas berenjenas rellenas y tenía que comprar: berenjenas, queso rallado para gratinar, carne picada, cebolla, tomate, pimiento verde y ajo.  Entre todo me costó más de 10€, y sin contar el aceite.  Y luego vi ahí en los congelados unas berenjenas rellenas precocinadas por 6€.  ¡Y venían 2!
-¿Te parece si vamos a la cocina y me lo enseñas?
-Mira: dos berenjenas, un paquete de queso rallado, medio kilo de carne picada, 2 pimientos verdes, unas cebollas, un kilo de tomates y una cabeza de ajo.  Total 11,34€.Me quedé mirando la nota y lo primero que me vino a la cabeza fue: voy a tener que empezar desde el principio…
-¡Pero vamos a ver, Iván!  No es la misma cantidad lo que has comprado, que el paquete de la sirena.  Si haces las dos berenjenas, vas a tener por lo menos para dos veces, pero con el paquete precocinado solo para una.  Además no te hacen falta las 4 cebollas.
-Bueno…¡es que no se podía abrir la malla!
-Eso ya lo sé, lo que digo es que no te costará 2€.  Las cebollas que no uses las podrás usar para otra cosa.  Te voy a enseñar a calcular el precio exacto.  Voy a coger la lista y te voy a decir lo que tienes que contar y cómo.
Le quité literalmente la lista de las manos y empecé a repasar:
-Si vamos a hacer las dos berenjenas, las cuento -aunque a este precio…¡madre mía! Pensé yo para mí-, tenemos 1,96€.  El paquete de queso rallado seguramente lo usemos entero, así que 2€ más -yo habría comprado un trozo de grana padano y lo rallaría yo, pero bueno-  También usaremos el medio kilo de carne picada, que ya lo podías haber pedido en la carnicería, en vez de comprar el paquete.  Te habría costado la mitad.  Añadimos 3,95€.  Para medio kilo de carne con un pimiento tienes suficiente, así que 0,67/2=0,33€.  De las cebollas una, sumamos 0,50€. De la malla de 1kg de tomates, los cogeremos todos, suma 1,50€.  Solo usaremos un par de dientes de ajo, así que unos céntimos, y el aceite, le añadirá 0,30€ el porcentaje que usaremos, por lo tanto nos costará: 10,54€ contando el aceite -y sin contar lo que habría ahorrado sabiendo comprar…
Me puse a cocinarlo con él, para enseñarle alguna cosilla, y así ya me volvía cenado para casa.

Recetabarato

2 berenjenas (2x300g)
500g carne picada de ternera
2 cebollas
1 pimiento verde italiano
1 pimiento rojo
4 tomates (1kg)
2 dientes ajo
queso rallado

  1. Precalienta el horno a 180º.
  2. Corta las berenjenas a la mitad longitudinal (de forma que queden dos partes iguales) y “cava” unos surcos con el cuchillo de forma que la carne de la berenjena quede como un mosaico de rombos.
  3. Luego echa sal gorda y un chorrito de aceite por cada mitad y mételo al horno unos 40 minutos.
  4. Mientras se hacen, pon una sarten a fuego medio y pica el pimiento rojo y una de las dos cebollas en brunoise, que yo pico los dientes de ajo en trozos pequeños.
  5. Voy a echar aceite hasta que cubra el culo de la sartén y una vez esté caliente (ojo, sin humear) echarás el pimiento, la cebolla, y 5 mintos después el ajo picado.
  6. Pelaré los tomates intentando dejar la piel en una sola tira y cuando tenga todos, echaré las pieles a la sartén con una pizca de sal y picaré la carne de los tomates.
  7. Tú pica el pimiento verde y la otra cebolla, y échala en otra sartén a fuego medio, con el culo cubierto de aceite caliente.
  8. Bien cuando la cebolla esté traslúcida, o cuando esté dorada, echa tú en la sartén con el pimiento rojo, los tomates picados (quitando el corazón) y en la sartén del pimiento verde, yo echaré la carne picada, con pimienta, perejil y sal.
  9. Cuando las berenjenas estén tiernas que al tocarlas con la cuchara, se despegue la carne, las voy a sacar del horno y las pelaré, separando con cuidado la carne de la piel, de forma que quede la piel de cada mitad entera y la carne como echa jirones.
  10. Cuando la carne de ternera esté lista (a mí me gusta que quede crujiente y dorada) échala en el bol grande con la berenjena y una vez mezclada, echamos la salsa de tomate y formamos una enjundia homogenea.  Pruébalo, si está soso, lo ajustamos de sal.
  11. Colocamos las pieles de la berenjena sobre la bandeja del horno, de forma que queden bien juntas.  Las rellenamos con la enjundia, que debería haber quedado compacta, pero sin apelmazarse.
  12. Y por último, esparcimos por arriba queso rallado, o bien rallamos un queso que tengamos por ahí.  El grana padano le va bien, pero también el emental, gouda, mozzarella, curado de oveja.  Para gustos…¡quesos!  Y lo metemos a gratinar al horno a 250º ~10min

Total, comimos 2 personas por 10,54€ (yo la habría sacado por menos) una comida muy rica, desde cero (bueno, la carne la compramos ya picada) y nos quedamos saciados.  Mientras que si llegamos a comer la precocinada, nos habríamos gastado 12€, porque lo que decía mi primo de que venían dos…¡eran dos mitades!  Además, no hay que olvidar que la saciedad tiene que ver mucho con la nutrición y si al cuerpo le aportas todos los nutrientes que necesita, va a activar menos la señal de apetito.

caro barato
Berenjenas rellenas gratinadas

-Bueno primo, muchas gracias por la comida, ¡estaba muy rica! -me dijo al despedirnos.

-¡A ti muchacho!  Si el próximo día vienes a mi casa, te diré por qué a la carne, le va mucho mejor el azafrán, que la pimienta.