¡Comer sano no es caro, es barato!

-Ayer en el súper me acordé de ti, cuando dijiste que tenía que empezar a comer más sano barato, barato, barato, barato .
-¿Ah sí? -le respondí a mi primo Iván.
-¡Sí!, y me he dado cuenta de que es muy caro.  No sé si me compensa.
-Bueno, a ver…¿Por qué dices eso? -le respondí sin saber muy bien, cómo con una sola compra, había llegado a esa conclusión tan tajante.
-Como no me gustan las verduras, intenté hacerlas por mi cuenta disfrazándolas, como me dijiste el otro día.  Por ejemplo, miré la receta de unas berenjenas rellenas y tenía que comprar: berenjenas, queso rallado para gratinar, carne picada, cebolla, tomate, pimiento verde y ajo.  Entre todo me costó más de 10€, y sin contar el aceite.  Y luego vi ahí en los congelados unas berenjenas rellenas precocinadas por 6€.  ¡Y venían 2!
-¿Te parece si vamos a la cocina y me lo enseñas?
-Mira: dos berenjenas, un paquete de queso rallado, medio kilo de carne picada, 2 pimientos verdes, unas cebollas, un kilo de tomates y una cabeza de ajo.  Total 11,34€.Me quedé mirando la nota y lo primero que me vino a la cabeza fue: voy a tener que empezar desde el principio…
-¡Pero vamos a ver, Iván!  No es la misma cantidad lo que has comprado, que el paquete de la sirena.  Si haces las dos berenjenas, vas a tener por lo menos para dos veces, pero con el paquete precocinado solo para una.  Además no te hacen falta las 4 cebollas.
-Bueno…¡es que no se podía abrir la malla!
-Eso ya lo sé, lo que digo es que no te costará 2€.  Las cebollas que no uses las podrás usar para otra cosa.  Te voy a enseñar a calcular el precio exacto.  Voy a coger la lista y te voy a decir lo que tienes que contar y cómo.
Le quité literalmente la lista de las manos y empecé a repasar:
-Si vamos a hacer las dos berenjenas, las cuento -aunque a este precio…¡madre mía! Pensé yo para mí-, tenemos 1,96€.  El paquete de queso rallado seguramente lo usemos entero, así que 2€ más -yo habría comprado un trozo de grana padano y lo rallaría yo, pero bueno-  También usaremos el medio kilo de carne picada, que ya lo podías haber pedido en la carnicería, en vez de comprar el paquete.  Te habría costado la mitad.  Añadimos 3,95€.  Para medio kilo de carne con un pimiento tienes suficiente, así que 0,67/2=0,33€.  De las cebollas una, sumamos 0,50€. De la malla de 1kg de tomates, los cogeremos todos, suma 1,50€.  Solo usaremos un par de dientes de ajo, así que unos céntimos, y el aceite, le añadirá 0,30€ el porcentaje que usaremos, por lo tanto nos costará: 10,54€ contando el aceite -y sin contar lo que habría ahorrado sabiendo comprar…
Me puse a cocinarlo con él, para enseñarle alguna cosilla, y así ya me volvía cenado para casa.

Recetabarato

2 berenjenas (2x300g)
500g carne picada de ternera
2 cebollas
1 pimiento verde italiano
1 pimiento rojo
4 tomates (1kg)
2 dientes ajo
queso rallado

  1. Precalienta el horno a 180º.
  2. Corta las berenjenas a la mitad longitudinal (de forma que queden dos partes iguales) y “cava” unos surcos con el cuchillo de forma que la carne de la berenjena quede como un mosaico de rombos.
  3. Luego echa sal gorda y un chorrito de aceite por cada mitad y mételo al horno unos 40 minutos.
  4. Mientras se hacen, pon una sarten a fuego medio y pica el pimiento rojo y una de las dos cebollas en brunoise, que yo pico los dientes de ajo en trozos pequeños.
  5. Voy a echar aceite hasta que cubra el culo de la sartén y una vez esté caliente (ojo, sin humear) echarás el pimiento, la cebolla, y 5 mintos después el ajo picado.
  6. Pelaré los tomates intentando dejar la piel en una sola tira y cuando tenga todos, echaré las pieles a la sartén con una pizca de sal y picaré la carne de los tomates.
  7. Tú pica el pimiento verde y la otra cebolla, y échala en otra sartén a fuego medio, con el culo cubierto de aceite caliente.
  8. Bien cuando la cebolla esté traslúcida, o cuando esté dorada, echa tú en la sartén con el pimiento rojo, los tomates picados (quitando el corazón) y en la sartén del pimiento verde, yo echaré la carne picada, con pimienta, perejil y sal.
  9. Cuando las berenjenas estén tiernas que al tocarlas con la cuchara, se despegue la carne, las voy a sacar del horno y las pelaré, separando con cuidado la carne de la piel, de forma que quede la piel de cada mitad entera y la carne como echa jirones.
  10. Cuando la carne de ternera esté lista (a mí me gusta que quede crujiente y dorada) échala en el bol grande con la berenjena y una vez mezclada, echamos la salsa de tomate y formamos una enjundia homogenea.  Pruébalo, si está soso, lo ajustamos de sal.
  11. Colocamos las pieles de la berenjena sobre la bandeja del horno, de forma que queden bien juntas.  Las rellenamos con la enjundia, que debería haber quedado compacta, pero sin apelmazarse.
  12. Y por último, esparcimos por arriba queso rallado, o bien rallamos un queso que tengamos por ahí.  El grana padano le va bien, pero también el emental, gouda, mozzarella, curado de oveja.  Para gustos…¡quesos!  Y lo metemos a gratinar al horno a 250º ~10min

Total, comimos 2 personas por 10,54€ (yo la habría sacado por menos) una comida muy rica, desde cero (bueno, la carne la compramos ya picada) y nos quedamos saciados.  Mientras que si llegamos a comer la precocinada, nos habríamos gastado 12€, porque lo que decía mi primo de que venían dos…¡eran dos mitades!  Además, no hay que olvidar que la saciedad tiene que ver mucho con la nutrición y si al cuerpo le aportas todos los nutrientes que necesita, va a activar menos la señal de apetito.

caro barato
Berenjenas rellenas gratinadas

-Bueno primo, muchas gracias por la comida, ¡estaba muy rica! -me dijo al despedirnos.

-¡A ti muchacho!  Si el próximo día vienes a mi casa, te diré por qué a la carne, le va mucho mejor el azafrán, que la pimienta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *